La Soberanía De Dios 

Meditaba sobre la soberanía de Dios. Cuanto la expresamos y proclamamos más rara vez la entendemos en su aplicación. Su soberanía es Su Poder absoluto. El cual nada ni nadie puede detener, ni aun el mismo infierno. Si logramos asimilar esto completamente en medio de pruebas, procesos y quebrantamientos pasaríamos estos con una paz sobrenatural. Sabríamos que Dios esta en absoluto control de todo aún lo que humanamente se ve imposible o no tiene sentido. Entenderíamos que los quebrantamientos, aún los más fuertes y devastadores los permite con un fin glorioso. Que aunque el enemigo haya recibido permiso para zarandear él tiene su limite y su tiempo designado. Y aún en medio el ojo de Jehova está sobre nuestras vidas para guardarnos. Si entendiéramos que hay quebrantamientos necesarios. Jehova ejerciéndo su soberanía sobre nosotros es algo beneficioso en medio del quebrantamiento porque nos enseña dependencia de El y obediencia hacia El. Nos muestra que no podemos hacer como queramos sino que necesitamos obedecer Su voz. Se nos ha olvidado cuanto poder nuestro Dios tiene. Lo cantamos y lo profesamos más en medio de las pruebas y quebrantamientos lo limitamos. Es ahí cuando más tenemos que proclamar Su soberanía. El alfarero sabe la forma que ha de dar a la vasija y por ende la vasija tiene que dejarlo completar la obra. Hay que confiar que cuando Dios determina algo NADIE puede obstaculizarlo ni aún el mismo infierno. Todo ataque, lucha, o prueba no es lo suficientemente fuerte para acabar o detener el plan de Dios.

La pregunta que resale en todo esto es…

Estamos dispuestos a dejarnos moldear cambiar y transformar dejando que Dios ejerza su soberanía como quiera? Mantendremos obediencia a Su Palabra? Estamos dispuestos a pasar el quebrantamiento para ver Su gloria?
Dios les bendiga ©Y.R.

Advertisements

Sirve

amar-y-servir-300x297

Enfrentamos tantas cosas en nuestro diario vivir
Muchas veces se nos escapa de las manos la essencia de servir
Estamos tan atados a la rutina, a los compromisos, y demás
Olvidamos que siempre hay alguien que va a necesitar

¿Que necesitaría? Preguntarías tu
Te dire que mas de lo que tu piensas
Una palabra de aliento y mas la Palabra que alimenta
No el cuerpo sino el alma y el ser

¿Entiendes tu que? Dirás tu, Yo necesito tambien
Pero acaso no te das cuenta que servir es primero
Puede no ser grato al principio
Pero si vieras por mis ojos lo que escribo

Esto no es sobre ti
Es sobre aquel que esta moribundo en la vida
Aquel que no encuentra salida
Que ve su mundo viniendo abajo queriendo recibir algo

Y tu teniendolo, la Palabra y el consuelo
Te desvives en tus desvelos de problemas y de mas
Sin entender y aun no ver que esto se convierte en oportunidad
De dar de lo que has recibido; solo servir a alguien mas

Da la Palabra, da el aliento
Comparte el amor que día a día vas recibiendo
De Aquel que te ha amado con entrañable afecto
El que murio por ti, Jesucristo nuestro Maestro

¿Seguir? Noooooo!!!

20130226-082529.jpg

¿Haz pensado detenerte?

Todavía hay largo camino por recorrer. El ser servidor de Cristo no es una tarea fácil pero de grandes recompensas. Jesús te dijo, ” Mi yugo es fácil y ligera es mi carga.” Por lo tanto puedes tener plena confianza y seguridad que El esta ayudándote en cada paso de tu caminar. El jamás te dejara ni te desampara. El desanimo viene de tantos modos que batallamos con el desde que nos levantamos hasta acostarnos. Pero hoy toma la decisión de seguir. A pesar de todo y todos. Tienes la Palabra de Dios que te guía y te habla lo que Dios quiere para tu vida. Tienes al Espíritu Santo que te guiara a toda verdad y toda justicia. Quizá no estas al 100% en el transcurso de esta carrera pero mientras continúes veras que tu resistencia y firmeza crecerán dentro de ti. Dios quiere que sigas mirándolo a El. Lo que resté El se encargara por que su propósito es mantenerte en el camino para que al final del camino digas como Pablo…

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
2 Timoteo 4:7, 8 RVR60

Superarás

20130223-101232.jpg

En cuantos problemas, situaciones, eventos, y frustraciones fuertes de la vida haz escuchado a gente decirte “Superaras esto…” Tenemos la necesidad de desahogarnos con alguien y despues haber desparamado el alma de dolor venimos a escuchar esa frase. Aunque aparece como consolación produce muchas veces mas frustracion en nuestro interior que cualquier otra cosa. ¿Porqué? La respuesta radica en que te dice que pasara “superaras” pero no te dice como. Cuando enfrentamos pruebas y situaciones difíciles en la mayor parte del caso no queremos saber que lo superaremos sino como superarlo. Superar se define como sobre pasar una circumstancia; estar mejor en un conflicto. Ahora bien, cuando estamos en constantes batallas espirituales que no ves salida es bien dificil solo superar la situación. Uno quiere vencer y recibir la Victoria. Pero lamentablemente nos concentramos tanto en superar, especialmente a través de nuestras fuerzas, tratando de mantenernos cuerdos o no reflejar lo que realmente nos aqueja por miedo al que diran. Casi siempre reprimimos el dolor para así mantenernos, a nuestro entender, firmes y seguir. Es ahí donde nos olvidamos de que Dios no quiere nada mas que superes la situación o que la reprimas sino que venzas y salgas de ella victorioso. ¿Pero como? Cuando todo esta opuesto y no hay respuesta a venir. La respuesta esta en la Palabra.

1 Corintios 15:57
Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 8:37
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

1 Juan 5:4-5, 14
Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?
Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

Es ahi donde Dios trae luz a la obscura frustración que nos rodea concerniente a la palabra superar. Constantemente a lo largo de nuestro caminar tendemos a olvidar que Dios nos ha dado la Victoria. Si, Victoria, no superacion de la situacion. En la superacion estas sobre pasando etapas de tu dolor pero solo en lo superficial. Pero en la Victoria recibes absoluta conquista del problema atravez del poder ilimitado del Espiritu Santo por que El no tratara lo superficial sino lo profundo la raíz del problema o situación. Ahí entonces resplandece la luz de la Palabra sobre tu vida recobras fuerzas y el enemigo queda destruido.

Cristo da la seguiridad de Victoria sobre toda circumstancia adversa. Sabemos que tenemos a nuestro favor y por nosotros un Dios maravilloso que peleara nuestras batallas y siempre escucha nuestro clamor. El no solo escucha sino que responde para que en medio de todo podamos no solo superar pero vencer.

Toma Tiempo

20130217-080044.jpg

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Isaías 55:6

El tiempo a veces vuela tan rápido en nuestras vidas que no nos damos cuenta de que a transcurrido. Pero la realidad es que dependemos tanto de el. El tiempo da orden al caos que este mundo en que vivimos trae. La realidad es muy poco lo que apreciamos el tiempo y más el tiempo que debemos darle al Señor. Nos preocupamos tanto por tantas cosas que el tiempo con Dios sale a segundo plano. Pero estando en un tiempo donde el cumplimiento de la venida de Cristo se acerca tenemos mas aun que nunca reconocer a Dios en todo y en todo tiempo. No podemos darnos el lujo de quedarnos suspendidos. Y si nos quedamos pendientes a otras cosas me pregunto si esto es justo para Dios. Y aún más para nosotros mismos? No somos nada sin Dios. Si miras atrás y ves como tu vida fue antes que Cristo llegara eso es suficiente para que mires cada día como un nuevo comienzo para poder acercarte más al Dios que te rescato y alejarte de las cosas que no aprovechan que este mundo te presenta y que Dios te rescato. Tenemos tantas excusas. Las internas que son las que batallan con tu voluntad para someterla a buscar de Dios. Y las externas que es tu ambiente que te rodea que te distrae de buscar su presencia. La decisión es de nosotros.
Hoy recuerda que tu comunión con Dios siempre tiene que ser prioridad en tu vida aún cuando tu carne, preocupaciones, problemas o cualquier otra cosa quiere alejarte. Si Dios es primero las bendiciones que El ha designado para tu vida fluirán siempre.