La Soberanía De Dios 

Meditaba sobre la soberanía de Dios. Cuanto la expresamos y proclamamos más rara vez la entendemos en su aplicación. Su soberanía es Su Poder absoluto. El cual nada ni nadie puede detener, ni aun el mismo infierno. Si logramos asimilar esto completamente en medio de pruebas, procesos y quebrantamientos pasaríamos estos con una paz sobrenatural. Sabríamos que Dios esta en absoluto control de todo aún lo que humanamente se ve imposible o no tiene sentido. Entenderíamos que los quebrantamientos, aún los más fuertes y devastadores los permite con un fin glorioso. Que aunque el enemigo haya recibido permiso para zarandear él tiene su limite y su tiempo designado. Y aún en medio el ojo de Jehova está sobre nuestras vidas para guardarnos. Si entendiéramos que hay quebrantamientos necesarios. Jehova ejerciéndo su soberanía sobre nosotros es algo beneficioso en medio del quebrantamiento porque nos enseña dependencia de El y obediencia hacia El. Nos muestra que no podemos hacer como queramos sino que necesitamos obedecer Su voz. Se nos ha olvidado cuanto poder nuestro Dios tiene. Lo cantamos y lo profesamos más en medio de las pruebas y quebrantamientos lo limitamos. Es ahí cuando más tenemos que proclamar Su soberanía. El alfarero sabe la forma que ha de dar a la vasija y por ende la vasija tiene que dejarlo completar la obra. Hay que confiar que cuando Dios determina algo NADIE puede obstaculizarlo ni aún el mismo infierno. Todo ataque, lucha, o prueba no es lo suficientemente fuerte para acabar o detener el plan de Dios.

La pregunta que resale en todo esto es…

Estamos dispuestos a dejarnos moldear cambiar y transformar dejando que Dios ejerza su soberanía como quiera? Mantendremos obediencia a Su Palabra? Estamos dispuestos a pasar el quebrantamiento para ver Su gloria?
Dios les bendiga ©Y.R.

Advertisements